Canal YouTube PantallasAmigas

jueves, 27 de noviembre de 2008

El peligro de las redes sociales

Los riesgos de internet, especialemnte los relacionados con las redes sociales son numerosos. El congreso internacional en Río de Janeiro que reúne a 3000 especialistas sobre explotación sexual ha incluido entre sus debates el dedicado al grooming infantil, el peligro de las redes sociales, y el perfil de los abusadores cibernéticos.

En este III congreso se hizo hincapié en los escasos filtros que ofrece la web ante la captación de víctimas de abuso sexual. “La preparación on line, para un abuso sexual, a diferencia de la realizada fuera de Internet, ocurre con más rapidez y puede ser anónima”, alertó Quayle, psicóloga clínica y directora del Proyecto para Combatir las Redes de Pedofilia en Europa (Copine, por sus siglas en inglés), de la Universidad de Edimburgo.

Los chicos, dijo, confían más rápidamente en “su amigo” on line y tienden a ser menos inhibidos en lo que comunican, y los pedófilos no se ven restringidos por el tiempo en la accesibilidad, como cuando están en el mundo real. “En general buscan averiguar lo máximo posible que puedan sobre su víctima potencial, establecen el riesgo y la probabilidad de que el niño cuente el hecho, averiguan datos sobre sus redes sociales, pueden dar información falsa sobre ellos mismos, y si es seguro, forman una relación con el niño o lo controlan para poder encontrarse con él fuera de Internet”, describió Quayle en un informe que hizo especialmente para el Congreso, a pedido de Ecpat.

Perfil del ciberpedófilo
Según este documento, sobre la base de distintas investigaciones se llegó a determinar el perfil de los pedófilos cibernéticos, que explotan sexualmente a nenas y nenes o coleccionan imágenes de abuso sexual infantil: son en su mayoría blancos, de apariencia occidental, de un amplio rango de edad: algunos saben mucho de computación, mientras que otros tienen destrezas básicas. “Algunos tienen una historia de abuso, mientras que para otros es la primera demostración de interés sexual en niños o es la primera vez que llaman la atención de las agencias de aplicación de la ley”, explica el estudio.

“Hay casos de fotos de niños que son utilizadas sin que ellos sepan y eso también es explotación sexual infantil”, advirtió la experta irlandesa. Otro tema que está generando debate en algunos países desarrollados, acotó, son las imágenes virtuales de abuso sexual infantil, es decir, los dibujos o comics sexualmente explícitos, una industria muy desarrollada en Japón. En muchos de esos comics se representa a niñas escolares o adultos que parecen chicos siendo violados o involucrados en actividades sadomasoquistas. Actualmente en el Reino Unido se discute la criminalización de su producción, tenencia y distribución. Quienes están en contra sostienen que prohibirlos significaría afectar la libertad de expresión y podría llevar a que quienes los consumen se vuelquen a cometer delitos sexuales más graves. Para Quayle, no hay duda: “Son crímenes en relación no con un niño en particular, sino con todos los niños”.

Fuente: pagina12