Canal YouTube PantallasAmigas

martes, 23 de junio de 2009

Los menores de Almeria descubren el sexo a través de Internet

según se desprende de un estudio realizado por el Grupo Universitario de Investigación Social Plan Andaluz de Investigación en los estudiantes de Enseñanza Secundaria Obligatoria de Andalucía, un 23% de los alumnos de la provincia de Almeria asegura haberse iniciado ya en estas relaciones gracias a la red.

"Es un elemento nuevo y preocupante que se comienza a denunciar ahora, pero el gran peligro de internet está realmente en las horas que el menor pasa delante del ordenador. Además, es un fenómeno que también obedece al tiempo que los padres pasan en sus hogares, pues son los estudiantes de esta provincia los que aseguran, por encima del resto, que sus padres pasan muchas horas fuera", aseguró el director del estudio, José Rodríguez, quien destacó el crecimiento de denuncias por delitos sexuales a través de la red, cuyo objetivo para los infractores son, casi siempre, menores de edad engañados por adultos. Los jóvenes almerienses son asimismo los más precoces en el sexo.

El grupo de investigación que ha desarrollado el trabajo de campo plantea que "Educación Sexual debería ser una asignatura obligatoria para reducir las conductas de riesgo y suplir la desinformación, sobre todo en enfermedades de transmisión sexual".

Pero el análisis, que abarca otros dos tipos de comportamientos de riesgo como alcohol y drogas y la violencia, advierte que el mayor problema que se ha percibido en la provincia es el alto índice de consumo de alcohol en los menores. Los investigadores aseguran que "mientras las sanciones administrativas a los establecimientos como pub o discotecas sigan siendo tan bajas, el problema seguirá e incluso podría incrementarse". Y es que de las encuestas se extrae que más de la mitad de los encuestados bebe, y lo hace preferentemente en discotecas, sobre todo las niñas (65,8% frente al 34,2% de los niño, con 15 años) que tienen menos dificultades de acceder a estos locales, pese a la normativa vigente que prohibe su entrada y la venta de bebidas alcohólicas.

Aún así, los estudiantes de ESO de Almería son los que en mayor proporción adquieren el alcohol en grandes superficies, con el propósito de beber para olvidar, en un 11,1% de los casos. Una cuestión que podría justificar el hecho de que haya sido en los institutos almerienses donde peores datos se han registrado sobre el estado de ánimo de los estudiantes, pues el 7,8% dice tener pocas ganas de vivir a pesar de que su edad media es de 14,4 años.

Fuente: elalmeria.es